Nuestro director, el Dr. Ezequiel Arias Van Lierde, fue consultado por diario El Sol acerca de cómo llevar adelante el rol de madre frente a las exigencias de los tiempos actuales.

¿Existe una ‘nueva maternidad’? Este concepto cada vez más en auge a partir de las posiciones que la mujer fue ganando a  lo largo de los años en materia de crecimiento profesional y laboral, sin duda que llevó a modificar las estructuras ‘tradicionales’ de la maternidad tal como ‘eran antes’. Y es que los tiempos cambiaron. Más que un “nuevo” o “viejo” ejercicio de la maternidad, bien valdría decir que la crianza de los hijos responde a los ideales de cada época con sus formas, costumbres y modos de vivirla, que se reflejan en cada mujer de un modo personal.Sin embargo, hoy la mujer que desea ser madre y que junto a ese rol quiere vincular al de ser profesional y también formar una pareja, es un desafío posible pero no fácil.

“El avance que ha tenido la mujer en el campo laboral de forma  progresiva en las últimas décadas, en lo relacionado con ampliar cada vez más sus campos de trabajo – antes relegados en muchas áreas exclusivamente a los hombres- se ha convertido en una posibilidad de desarrollo personal y profesional. Hoy es algo que para las nuevas generaciones de mujeres sería impensable concebir que por materia de género no pueda plantearse realizar el trabajo que ella quisiera”, señala a Mujeres de ELSOL el médico psiquiatra mendocino Ezequiel Arias Van Lierde, MP 9286.

“Este avance, ha sido acompañado también por las empresas, donde comienzan a ocupar puestos en todos los niveles desde el área operativa, pasando por los mandos medios y gerenciales. El trabajo y sus demandas no discriminan: el informe que se completa, la tarea que se realiza, o las decisiones gerenciales que se toman no parece preocuparles quien es el protagonista que las lleva a cabo”, enfatiza el profesional de la salud.

Ser madre o profesional: ¿Un dilema?

Es una realidad: el desarrollo profesional y académico de las mujeres se ha vuelto igual de demandante que el de su compañero masculino. Desempeño laboral y capacitación constante van de la mano con las exigencias crecientes de un campo laboral dinámico y progresivamente más demandante.

En este sentido, Arias Van Lierde señala: “El equilibrio entre la vida personal y profesional ha llevado a las mujeres, así como también a los hombres, a tener que planificar su vida y decidir, postergando muchas veces necesidades y deseos a fin de poder balancear este delicado equilibrio en el que nos encontramos entre la vida personal y la vida profesional”.

Pero, ¿qué pasa con la maternidad o al momento de querer planificar formar una familia?

En la actualidad las madres buscan compartir momentos con sus hijos, pero también tener sus propios espacios y son valorados sus momentos de ocio.

Sobre este punto, el médico psiquiatra Ezequiel Arias Van Lierde apunta que “ser madre puede llegar a ser la tarea más exigente desde el punto de vista físico y emocional. Algunas de las preocupaciones que comentan las mujeres son el miedo de poder hacer frente a las demandas de su hijo, la falta de sueño, los horarios de lactancia, el tiempo de calidad con su bebé, no transmitir ansiedades, el estar presente, entre otras, como también la relación de pareja. De ahí es donde surge la pregunta de cómo equilibrar esta nueva maternidad”.

La postergación de la maternidad

A veces la maternidad puede llevar consigo una paradoja: si por un lado es el momento más feliz en la vida de una mujer es también muchas veces al mismo tiempo, el que puede marcar el comienzo del fin de su vida laboral.

En números se habla que sólo cuatro de cada diez mujeres continúan con el ejercicio de su profesión luego de tener un hijo, hecho que impacta en su baja representatividad de menos de un 15% en puestos claves de decisión, al ser la maternidad cada vez más coincidente con momentos críticos de carrera.

“Puede suceder que ese  momento tan deseado por muchas mujeres, como es ser madre, se posterga hasta encontrar un momento que jamás viene. Y es que es probable que el momento adecuado no venga nunca, porque el trabajo se vuelve cada vez más demandante: la demanda no piensa ni discrimina.  Por otra parte,  ahora hay una variable más que se ha dado por la pandemia del COVID-19 y es que durante la cuarentena todas las empresas están luchando para mantenerse a flote y esto implica que muchas de ellas, exijan a sus empleados -sin importar el género-, la máxima productividad cumpliendo sus trabajos de forma remota (desde la casa) y hasta empleando más horas de las habituales a la tarea”, afirma Arias Van Lierde a Mujeres de ELSOL.

¿Cómo buscar el equilibrio?

Ser excelente madre, exitosa profesional, pareja e hija, son algunos de los roles que definen a muchas de las mujeres de hoy. Por supuesto, que no a todas. Pero como señalamos al comienzo de esta nota, puede ser un camino no fácil de transitar.

“Desde mi perspectiva como profesional de la salud mental, y a través de la experiencia, he tratado de describir un motivo, o una causa de consulta muy común en la población femenina. Y es la relacionada con la lucha de las esferas familiar, personal, económica y laboral… ¡ese  cuadrilátero donde las mujeres salen a pelear todos los días!”, señala el profesional y añade: “Cada rincón tira para su lado. Un día sí y un día no, pero en algún momento el desgaste se vuelve tal que las lleva a la consulta psicológica o psiquiátrica, con temas comunes como la falta de sueño o la ansiedad constante de no poder dejar de preocuparse, los “cambios de ánimo” que hacen que la pareja o alguien de la familia sea tratado como el púgil adversario, y hasta el  desgaste que hace que ya no se puedan ni levantar de la silla”.

Sin duda que es una prueba de fuego cumplir todos los roles y en donde cada necesidad, cada pedido, cada problema es el “más importante”.

“Sin embargo también puede ser una oportunidad en donde evaluar desafíos, permitirse priorizar, ordenar, saber tolerar la incertidumbre y la frustración, poder modificar rápido la manera de pensar y adaptarse a las demandas del medio. No es algo fácil, todo lo contrario, sin embargo creo que es posible y para quien está del otro lado considero como profesional, que en todo momento es importante marcar el norte de a dónde se quiere llegar”, enfatiza Arias Van Lierde.

“Tener algún síntoma como los que mencionamos antes no quiere decir que no se pueda hacer frente a todo, o que se tenga un problema, sino simplemente que se está en un proceso de adaptación, y que este implica un crecimiento y que el trabajo que tenemos los profesionales es poder facilitar este camino”,finaliza el médico psiquiatra mendocino.

 

Agradecimiento: Dr. Ezequiel Van Lierde, Médico Psiquiatra MP 9286. Director de la plataforma de Salud Mental Bienestar en Línea

 

Abrir chat
Powered by